La desesperanza cubre mi patria
Los espíritus se han vaciado por completo
Las siluetas que veo caminando
descienden lentamente hacia la caverna

¿Cuándo se ha ido la luz que los iluminaba?
¿Donde ha quedado el atavismo que los guiaba?
¿Por qué han perdido la Fé en el mañana?

Creen en discursos sofísticos
En vanas promesas
En novedosas estéticas

Ya nadie busca la gloria
puesto que no se puede tocar

Muertes que son simple estadística
más no escalones hacia el progreso
Vidas gastadas, erosionadas por la banalidad
desgracias subvaluadas

El discípulo defiende a la mayoría
pretende darle la razón
aunque marchen juntos hacia el fracaso

Pero el maestro ya lo ha afirmado
es preciso alejarse de las sombras
ascender poco a poco a la luz
para revelar nuestra brillante razón

Pocos son los que allí arriba están
y desde aquí abajo los admiramos
Esperamos sus acciones, sus realizaciones
Porque la mejor escuela para el mando
es la noble obediencia

Solo hay que esperar al amanecer
aunque éste sea rojizo
Mirando hacia el Este estamos
decididos, confiados y creyendo

A tí te esperamos
porque sabemos que al cuerpo
lo mueve una sola cabeza
porque esperamos ser tus nobles manos
porque esperamos transformar nuestra existencia

Anuncios