Etiquetas

, ,

Imagen

La ciencia política clásica Schmittiana ha remarcado que para hablar de un fenómeno político deberían presentarse ciertos presupuesto. 1. Amigo – Enemigo. 2. Privado -Publico. 3. Mando y Obediencia. Para caracterizar a algo de “político” deberían darse todos o por lo menos uno de estos presupuestos. Decían, que así como la relación de lo sagrado y lo profano determina la Religión; los presupuestos enunciados determinan lo político. Quizás el más importante de los supuestos previos para Schmitt es el de mando-obediencia, que también es el presupuesto que usa Hobbes para explicar el poder. “Pues para Schmitt, -y en esto está en la lectura que hace de Hobbes, en su Leviatán-, quien no tiene poder para proteger a alguien no tiene el derecho a exigirle obediencia”. Y agrega: “Y viceversa: quien necesita protección y la recibe, no tiene derecho a rehusar la obediencia”(Norberto Gómez)

Si bien se diferencia entre micro-política y macro-política, creo que hay que diferenciar también las cuestiones del poder. Política es el resultado de las relaciones de poder endógenas de la Comunidad. El Estado, es la institución suprema que guía los destinos de una comunidad en el tiempo, es la institución que la Comunidad se dio a sí misma para organizar sus actos y garantizar su subsistencia. De hecho muchas veces existen grupos intra-comunitarios que eclipsan el poder estatal. Con lo cual, el estado no da poder de por sí; sino que ese poder se detenta previamente. El Estado legitima el poder detentado. Por ello, no coincido con que Política tenga que ver exclusivamente con el Poder Estatal.  Lo ideal sería que la Política en sentido estricto pase únicamente por el Estado, porque se esta manera habría un poder más institucionalizado. Pero a lo largo de la historia, se pudo observar que existió Política fuera del Estado. Y en países con poca experiencia institucional; el poder político o (La Política) se da muchas a través de grupos de presión o de poder que no precisamente son decisores políticos.

Eliana: Política es aquello que tiene que ver con el poder. Puede disgregarse en dos categorías básicas: micro política, y macro política. La primera refiere al aspecto de poder presente en las relaciones sociales de la cotidianeidad, mientras que la segunda representa las relaciones de poder corporizadas en las instituciones del Estado.

¿Cómo define el Estado la teoría crítica?

Esta teoría de alguna forma reafirma lo antedicho. Identificar Política -en sentido estricto – solo con el Poder Estatal, creo que es un error. Porque la teoría crítica viene a desmitificar las concepciones de “manual” que se han referido al Estado.  “El Estado es una relación social, así como el capital es una relación social. Pero la naturaleza relacional del Estado está especificada por su rasgo característico: la dominación, por eso decimos que el Estado es la relación básica de dominación que existe en una sociedad, la que separa a los dominantes de los dominados en una estructura social…” (Thwaites Rey, 1999: 4) “El aparato del Estado no es, entonces, un instrumento del poder económico en una sociedad dada, sino el espacio en el que, en forma compleja y mediada, se dirimen y modifican las relaciones sociales del conjunto de esa sociedad, y se ejecutan tareas sociales necesarias para la reproducción de la misma.” (Rajland y Campione, 2005: 9) Mi opinión acerca de esto es que el Estado no es el espacio en el que, sino a través del cual se dirimen las relaciones sociales. Si bien la teoría clásica hablaba del Estado como el resultante de POBLACION+TERRITORIO+PODER, la teoría crítica intenta desmitificar ese rol estatal y explicar cómo opera esa idea en la realidad. “Pero ¿Cómo opera materialmente ese fetiche que es el Estado? A través de la constitución de instituciones y aparatos estatales, que si bien tienen una existencia física corporizada en la burocracia estatal, en esencia no son sino condensación de esa entramado desigual de relaciones sociales en lucha“. Perón decía en el libro recopilatorio de discursos “El pueblo quiere saber de qué se trata” que no existen instituciones malas con hombres buenos; por eso remarco ese (a través) dado que a través del accionar de las instituciones, el Estado puede ser funcional a los requerimientos de la comunidad; pero otras veces puede actuar solo como factor de dominación y garante del status quo capitalista. ¿Quién puede discutir que durante la gestión del Dr. Ramón Carrillo el Ministerio de Salud y Asistencia Social fue funcional a las necesidades de  la comunidad? y a su vez, ¿quién puede contradecir que en la actualidad la estructura asistencial en salubridad del Estado es paupérrima?

Anuncios